7 consejos para identificar nuevas oportunidades de negocio

Emprender

Un caballero está tocando un gráfico ascendente y una mujer vuela en un cohete sobre dicho gráfico apuntando hacia el cielo para representar cómo identificar oportunidades.

En el vasto mar del emprendimiento, donde las olas de la incertidumbre a menudo golpean con fuerza, existe un faro de esperanza para aquellos emprendedores valientes que buscan su propia ruta: la habilidad de identificar nuevas oportunidades de negocio.

Imagínate que puedes contar con un poder secreto que te ayuda a evaluar una idea cualquiera de aquellas que realmente es una oportunidad de negocio, es decir, aquella iniciativa que podría impulsarte hacia el éxito que tanto anhelas.

¿Y si te dijera que esta, una de las características de un emprendedor no es un don reservado para unos pocos elegidos, sino una de las destrezas que puedes aprender y desarrollar?

La clave no reside solo en ser innovador, sino en contar con una visión aguda para reconocer el momento preciso y el lugar exacto donde las oportunidades te esperan.

En este artículo, aprenderás los comportamientos específicos que debes poner en práctica para saber cómo identificar oportunidades de negocio con el fin de lograr mejores resultados como emprendedor.

Descubrirás cómo una idea, combinada con la estrategia correcta, puede abrirte paso a la capacidad de identificar nuevas oportunidades que esperan ser conquistadas.

«Las personas no aprovechan las oportunidades porque creen que el momento es malo y la parte financiera insegura, analizan demasiado. A veces solo tienes que ir a por aquello que buscas».

Michelle Zatlyn – Cloudflare

Puntos clave del artículo

  • Identificar oportunidades de negocios es clave para crear nuevas posibilidades de éxito.

  • Una idea de negocio se convierte en una oportunidad cuando los clientes están dispuestos a pagar por dicha iniciativa.

  • Escuchar la voz del mercado es la mejor forma de crear un servicio o producto que realmente resuelva la necesidad o problema del consumidor.

Qué es una oportunidad de negocios

Dos personas conversan en un escritorio, mientras otra está sentada en un sofá con una computadora y de esta sale un bombillo para representar una idea que está por convertirse en oportunidad de negocios.

Imagina que estás en una gran sala llena de puertas. Cada una de estas podría abrirte camino a un futuro diferente, lleno de posibilidades y caminos por explorar.

Eso es precisamente una oportunidad de negocio: una puerta que, al cruzarla, te lleva a un mundo donde tu idea se puede transformar en una empresa, donde los productos o servicios que ofreces satisfacen una necesidad del mercado y, lo más importante, esta oportunidad genera ganancias.

No es solo una visión o un sueño; es una posibilidad real y tangible que espera ser descubierta y aprovechada por un emprendedor astuto y persistente como tú.

«Una oportunidad de negocio es como un autobus: siempre viene otro más».

Richard Branson

Diferencia entre idea y oportunidad

Un bombillo está junto a una moneda para representar la diferencia entre idea y oportunidad.

Piensa en la última vez que tuviste una idea brillante, una de esas que te hacen saltar de la cama en medio de la noche. Ahora, ¿recuerdas cuántas de esas ideas realmente se transformaron en algo más?

La diferencia esencial entre una idea y una oportunidad de negocio es que la segunda cuenta con un mercado que la espera y está dispuesto a pagar por ella, lo que le brinda el poder para convertirse en una oportunidad de negocio rentable.

Mientras que una idea puede ser solo una chispa de creatividad, una oportunidad de negocio también necesita de esa chispa, pero además, tiene el potencial para ser convertida en una fogata que ilumina y calienta una idea de negocio porque tiene demanda.

Es decir, es una chispa que tiene un impacto real en el mundo empresarial porque se propaga libremente en el mercado gracias que la intención de pago de las personas, provee el oxígeno para la combustión de la idea en una oportunidad.

Dicho en otras palabras, una idea es simplemente un boceto, la oportunidad de negocio es la obra de arte exhibida para la venta en la galería.

Por ejemplo, tener la idea de un servicio de coaching en línea es el comienzo, pero se convierte en una oportunidad cuando identificas que hay una demanda insatisfecha de clientes que requieren de los servicios especializados en tu campo, y tienes los medios para llegar a estos clientes potenciales a través de las redes sociales y otras plataformas digitales.

¿Cómo surge una oportunidad empresarial?

Un hombre sostiene un bombilla que simboliza una oportunidad empresarial porque esta crece en términos de dinero.

¿Sabías que, según estudios, el 50% de los nuevos negocios fracasan durante los primeros cinco años?

Pero aquí está el dato más importante, de ese 20%, la mayoría no fracasa por carencia de ideas, sino por no identificar correctamente cuál era la oportunidad de negocio real.

Una oportunidad empresarial surge cuando se detecta una necesidad no cubierta en el mercado, o cuando los cambios, como los demográficos o tecnológicos, abren nuevas puertas para productos o servicios innovadores.

Es el momento en que el emprendedor dice: «Aquí hay algo que el mundo necesita y yo puedo ofrecerlo«.

Tomemos como ejemplo el impacto de la pandemia de COVID-19: muchos emprendedores vieron cómo las necesidades de las personas cambiaban rápidamente y adaptaron sus empresas para ofrecer soluciones en línea, desde clases virtuales hasta consultorías a distancia.

Aquí, la oportunidad no surgió de la nada; fue el resultado de observar atentamente el mundo, entender los problemas y actuar con rapidez y decisión.

Además, las oportunidades de negocio surgen gracias a establecer metas con claridad y de modo específico.

¿Por qué? Sencillo, mientras más clara y específica sea la meta, más fácil resulta identificar qué camino te puede llevar a hacer ese objetivo realidad. De eso se trata la oportunidad, de descubrir un medio que te permite avanzar y lograr aquello que sueñas con alcanzar.

Ahora que has comprendido qué es una oportunidad de negocio y cómo se diferencia de una simple idea, así como las maneras en que puede surgir una oportunidad empresarial, es el momento de descubrir por qué es crucial estar siempre en la búsqueda de nuevas oportunidades.

Por qué es importante detectar nuevas oportunidades

Hotmart: 7 tips para identificar oportunidades de negocio.

¿Alguna vez te has preguntado por qué algunos emprendedores parecen tener un imán que atrae el éxito para la mayoría de sus iniciativas?

¿Cómo es que siempre están en el lugar correcto y en el momento adecuado?

La respuesta es simple: tienen un sexto sentido para detectar posibles oportunidades.

Pero no es magia, es una habilidad que se puede desarrollar y que es crucial para el crecimiento y la supervivencia de cualquier empresa en el dinámico mercado actual.

Detectar nuevas oportunidades de negocio es como estar en constante estado de alerta, es como tener unas antenas siempre atentas a las señales relacionadas con ideas que pueden llevarte a descubrir una nuevas iniciativas de negocios.

En el mundo empresarial, esto significa estar pendiente de los cambios en el mercado, de las nuevas tendencias de los consumidores y de las necesidades insatisfechas.

Por ejemplo, piensa en cómo las empresas que a tiempo lograron identificar o prever la tendencia de la sostenibilidad ahora lideran sus sectores, ofreciendo productos y servicios que resuenan con un consumidor cada vez más consciente del impacto ambiental.

Además, en un entorno económico que cambia rápidamente, la capacidad de identificar oportunidades puede significar la diferencia entre el crecimiento y el estancamiento.

Las empresas que se adaptan y evolucionan con las demandas del mercado no solo sobreviven sino que prosperan.

Nuevamente, los emprendedores que ante la crisis del COVID-19 previeron que la transformación digital de las empresas era importante, lograron capitalizar los cambios que oportunamente hicieron en sus modelos de negocio y pudieron servir a los clientes de formas innovadoras frente a dicha realidad.

Ahora que entiendes la importancia de estar siempre en búsqueda de nuevas oportunidades de negocio, es hora de equiparte con los conocimientos prácticos para hacerlo.

En la siguiente sección, te mostraré los comportamientos específicos que tienes que poner en práctica para desarrollar la capacidad de descubrir nuevas iniciativas de negocios y que nunca te quedes atrás en la carrera empresarial.

Cómo identificar nuevas oportunidades de negocio

Yokoi Kenji: ¿Cómo encontrar las oportunidades?

¿Recuerdas algún momento en el que, sin esperarlo, te encontraste con una oferta que no podías rechazar? La capacidad de estar en el lugar y momento adecuados no sucede por casualidad, es el resultado de saber leer el entorno y actuar con decisión.

Los emprendedores exitosos comparten ciertos comportamientos que les permiten identificar oportunidades de negocio que otros no ven.

Vamos a explorar tres indicadores de comportamiento, identificados por David McClelland a través de una investigación llevada a cabo con emprendedores, que te ayudarán a sacarle provecho a tus iniciativas y transformarlas en realidades lucrativas de negocio.

1. Actuar antes de que te lo pidan o antes de que las circunstancias te obliguen

Una lupa está enfocada en un gráfico de barras que muestra una tendencia para simbolizar la capacidad de iniciativa y anticipación del emprendedor.

Los emprendedores que suelen tomar la iniciativa antes de que una situación los obligue a reaccionar, tienen un 50% más de probabilidades de liderar el mercado.

Este comportamiento es el arte de la anticipación. No esperes a que los cambios del mercado te empujen a actuar; en lugar de eso, sé el cambio que esperas ver empresarialmente.

Actuar con anticipación significa leer las tendencias, entender las necesidades emergentes de los consumidores y adaptar tu empresa antes de que la necesidad se convierta en demanda.

Es como el agricultor que planta antes de la temporada de lluvias; cuando llega el momento, ya está listo para cosechar los frutos, mientras que otros apenas están sembrando.

2. Actuar para extender el negocio a otras áreas, productos o servicios

La silueta de una persona está dentro de un círculo y se divide en otros tres para representar cómo un emprendedor extiende el negocio.

¿Qué pasaría si tu negocio pudiera ser el pionero en un nuevo mercado que te lleve a ampliar tus ofertas en el mercado?

Este comportamiento se trata de no conformarse con lo que ya funciona, sino de explorar activamente cómo puedes expandir tu empresa.

Imagina que tu negocio es un árbol. Cada rama representa un producto o servicio diferente. Algunas ramas están bien desarrolladas, mientras que otras apenas están brotando.

Extender tu negocio significa nutrir esas nuevas ramas, explorar su potencial y permitirles crecer hasta que puedan soportar frutos propios.

Por ejemplo, si tienes una empresa de software, considera expandirte a la capacitación o consultoría para maximizar el uso de dichos productos.

3. Aprovechar oportunidades inusuales para lanzar un negocio

El icono de un cohete que despega es utilizado para representar cómo las oportunidades poco usuales se pueden utilizar para lanzar un negocio.

«La oportunidad no llama a la puerta dos veces». Este comportamiento es sobre la agilidad y la capacidad de aprovechar las circunstancias.

Los emprendedores exitosos lanzaban un negocio, obtenían financiamiento, equipo, terreno, lugar de trabajo o asistencia, incluso en situaciones inusuales o inesperadas.

Mientras más amplia sea la red de apoyo de un emprendedor, más oportunidades inusuales de lanzar negocios se dan.

Aprovechar oportunidades no esperadas es como encontrar un atajo en un camino congestionado. Puede ser arriesgado, ya que no sabes con certeza dónde te llevará, pero si tienes la visión, la audacia, y te sientes preparado, ese atajo podría llevarte a tu destino mucho más rápido que a los demás.

Por ejemplo, durante una crisis económica, algunos emprendedores buscan encontrar formas creativas de obtener financiamiento o adquirir recursos a precios más bajos, lo que les permite lanzar o expandir sus negocios cuando otros están retrocediendo.

Pon en práctica estos tres comportamientos, considéralo como tu brújula, y estarás listo para navegar el océano de las oportunidades de negocio con autoconfianza y visión de futuro.

Cada uno de estos indicadores es un aditivo poderoso en tu actuar como emprendedor, y al integrarlos en tu repertorio de conducta, te convertirás en un verdadero cazador de oportunidades, tal y como todo emprendedor de éxito es.

A continuación, te comparto un ejemplo que ilustra estos tres indicadores de comportamiento de la característica de comportamiento emprendedor de «Buscar Oportunidades de Negocio».

Ejemplos de identificar oportunidades

Un caballero está sentado en un sofá con una computadora de la cual sale un listado de ejemplos.

Elon Musk es un paradigma de cómo identificar y capitalizar oportunidades de negocio, encarnando los tres indicadores de comportamiento que David McClelland identificó en los emprendedores exitosos.

Actuó antes de ser forzado por las circunstancias

Musk no esperó a que las tendencias se establecieran para actuar. Con SpaceX, se anticipó a la privatización de la exploración espacial, un campo que estaba dominado por agencias gubernamentales.

Su visión de hacer accesible el espacio para la humanidad es un claro ejemplo de cómo actuar con visión de futuro, antes de que las circunstancias del mercado lo dicten.

Extendió su negocio hacia otras áreas, productos o servicios

Tesla es más que una empresa de autos eléctricos; es una compañía de energía limpia.

Musk ha extendido su negocio al desarrollo de baterías de almacenamiento de energía y soluciones solares, demostrando cómo la expansión hacia nuevos productos y servicios puede fortalecer y diversificar una empresa.

Aprovechó oportunidades inusuales para lanzar un negocio

La creación de The Boring Company surgió de un tweet que expresaba su frustración por el tráfico de Los Ángeles.

Lo que comenzó como un comentario pasajero, se transformó en una empresa que busca revolucionar el transporte urbano con túneles subterráneos. Este es un ejemplo clásico de cómo una oportunidad inusual, si se capitaliza correctamente, puede dar lugar a una empresa innovadora.

Otro ejemplo que ilustra estos comportamientos podría ser el de Steve Jobs y Apple.

Jobs tenía la habilidad de anticiparse a lo que los consumidores querían antes de que ellos mismos lo supieran, guiando a Apple a crear productos revolucionarios como el iPod y el iPhone.

Extendió el alcance de Apple más allá de las computadoras personales hacia la música, las telecomunicaciones y el entretenimiento.

Además, aprovechó oportunidades inusuales, como cuando adquirió una pequeña empresa de software de gráficos para crear lo que eventualmente se convertiría en Pixar, cambiando la industria del cine de animación para siempre.

Estos líderes empresariales demuestran que, al adoptar estos comportamientos, los emprendedores pueden no solo identificar oportunidades de negocio sino también transformar industrias enteras.

Consejos para identificar oportunidades de negocio

Un hombre mueves un engranaje que comparte consejos desde un alto parlante.

En el dinámico mundo empresarial, identificar oportunidades de negocio es como encontrar un diamantes en bruto. Es un trabajo arduo y a la vez emocionante, pero también potencialmente lucrativo.

Pero, ¿cómo puedes distinguir las verdaderas oportunidades de las simples ideas? La clave está en saber escuchar, observar y evaluar con precisión.

Desde entender las necesidades de tus clientes hasta analizar las tendencias del mercado, cada paso es crucial para el éxito de tu empresa.

En esta sección, te ofreceré algunos consejos prácticos y estrategias probadas para que, como emprendedor, puedas detectar las oportunidades doradas que esperas, justo a la vuelta de la esquina.

1. Escucha a tus clientes potenciales

«El cliente siempre tiene la razón», una frase que va más allá del servicio al cliente. Es una filosofía que puede revelar oportunidades de negocio invaluables.

Al escuchar activamente a tus clientes potenciales, puedes descubrir necesidades no satisfechas que ni siquiera ellos sabían que tenían.

Imagina que eres un arqueólogo desenterrando las verdaderas necesidades de las personas; cada conversación es una pincelada que puede revelar la silueta de una oportunidad de negocio.

2. Escucha a tus clientes existentes

¿Sabías que adquirir un nuevo cliente puede costar cinco veces más que retener uno existente?

Tus clientes actuales son la fuente de sabiduría empresarial. Sus experiencias y comentarios son el eco de las necesidades del mercado.

Al prestar atención a sus palabras, puedes ajustar tu oferta de productos o servicios y encontrar nuevas iniciativas de negocio que te diferencien de la competencia.

3. Analiza a tu competencia

«Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo», decía Sun Tzu.

En el contexto de los negocios, esto significa entender a tu competencia.

Un análisis competitivo detallado puede revelar brechas en el mercado que puedes aprovechar.

Observa sus movimientos, aprende de sus éxitos y fracasos, y encontrarás oportunidades para innovar y captar una porción del mercado.

4. Observa las tendencias de la industria

Las tendencias son como el viento para los navegantes; pueden llevarte a nuevos horizontes si sabes cómo ajustar las velas.

Mantente al tanto de los cambios y las tendencias emergentes en tu industria.

Combinar este conocimiento con una comprensión profunda de las necesidades del cliente puede conducirte a la creación de productos o servicios innovadores, abriendo nuevas posibilidades de emprendimiento y negocio.

5. Evalúa la viabilidad de una oportunidad de negocio

Antes de zambullirte en las aguas del emprendimiento, es esencial evaluar la viabilidad de la iniciativa de negocio.

Considera el tamaño del mercado, la competencia, el potencial de crecimiento de la industria y las regulaciones vigentes.

Solo así podrás asegurarte de que tu idea no solo es solo una buena idea, sino también una oportunidad rentable.

6. Evalúa los recursos requeridos para emprender

Emprender es un acto de valentía, pero también debe ser un acto de inteligencia.

Conocer y comprender los recursos asociados a una iniciativa empresarial es algo fundamental. Esto incluso es clave para ser eficientes al emprender.

Evalúa los recursos financieros, humanos, tecnológicos, logísticos y humanos. Así estarás mejor preparado para enfrentar los desafíos y garantizar que la idea que quieres aprovechar es una iniciativa alcanzable en función de tu capacidad.

7. Modela lo que funciona en otros mercados

A veces, las oportunidades de negocio están más allá de tus fronteras habituales.

Explorar lo que funciona en otros mercados o localidades puede ser una fuente de inspiración.

Viajar y observar diferentes culturas y prácticas empresariales puede darte la chispa creativa para adaptar ideas exitosas a tu propio contexto de negocio.

Conclusión

Un hombre sostiene un imán que eleva un gráfico para llevarnos al desenlace o conclusión.

En toda travesía empresarial, la habilidad para identificar oportunidades de negocio es tan crucial como la brújula para un navegante.

Hemos explorado las diferencias entre una idea y una oportunidad, cómo surgen las oportunidades empresariales y por qué es vital estar siempre alerta a las nuevas posibilidades que nos rodean.

Con ejemplos inspiradores como Elon Musk y Steve Jobs, hemos visto cómo la anticipación, la expansión y el aprovechamiento de oportunidades inusuales pueden ser la clave para un crecimiento sin precedentes.

Recuerda, cada conversación, cada cambio en el mercado y cada nuevo día puede esconder la semilla de tu próximo gran emprendimiento.

Así que mantén tus ojos abiertos, tu mente clara y un espíritu listo para la acción. ¿Estás preparado para convertirte en el próximo gran innovador de tu industria?

Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo diferenciar entre una idea y una oportunidad de negocio?

Una idea es un concepto que puede o no tener potencial comercial, mientras que una oportunidad de negocio es una idea que está respaldada por la intención y capacidad de compra de un mercado.

El que otros quieran pagar por tu idea es lo que la convierte en oportunidad.

Eso sí, necesitarás desarrollar una planificación detallada de la idea de negocio para aumentar las posibilidades de hacerla realidad.

¿Es necesario lanzar un producto nuevo para tener una oportunidad?

No necesariamente. Muchas oportunidades de negocio surgen de mejorar un producto existente, llenar un vacío en el mercado o adaptar una solución a un nuevo grupo de clientes.

¿Cómo puedo saber si estoy ante una oportunidad de negocio inusual?

Las oportunidades inusuales a menudo se presentan en situaciones menos obvias o durante tiempos de cambio y pueden no parecer oportunidades al principio.

Solo mantén una mentalidad abierta y considera cómo las situaciones únicas que se te presente, pueden tener potencial de negocio no convencional.

¿Qué debo hacer si identifico una oportunidad de negocio?

Evalúa la viabilidad de la oportunidad con una investigación de mercado con el fin de medir el riesgo, considera los recursos que necesitarás y desarrolla un producto mínimo viable que te lleve a validar la iniciativa.

Esto te permitirá saber si es conveniente avanzar para aprovecharla al máximo y cumplir con los compromisos que conlleva.

¿Cómo puedo mantenerme al tanto de las nuevas oportunidades?

Mantente informado sobre las tendencias de la industria, escucha activamente a tus clientes, observa a la competencia y nunca dejes de aprender.

Considera también la posibilidad de establecer una red de contactos que te mantenga conectado con diferentes mercados y culturas.

Foto del Coach Roberto Bernal como autor de las publicaciones de blog del sitio coach para emprendedores.
sobre el autor

Roberto Bernal es un Coach Profesional Certificado a nivel PCC en la International Coaching Federation con experiencia desde el año 2001 en la formación de coaches y emprendedores y autor de tres libros publicados en Amazon.

Deja un comentario